¿Masonería o francmasonería?

La masonería como actividad iniciática (correctamente llamada masonería especulativa) es un sistema basado en símbolos y ritos de las antiguas cofradías de constructores ingleses (masons), pero más concretamente de los constructores independientes (freemasons) que se organizaban en gremios profesionales. Freemason se convertiría al francés en francmaçon y de ahí pasaría al español como francmasón o, simplemente, masón.El término equivalente a masonería en francés o en inglés significa «construcción», «albañilería» o «cantería». Mientras que francmasonería añade el prefijo que significa «libre» o «independiente» (freemasonry en inglés, francmaçonnerie en francés).

En inglés, donde la palabra masonry sigue manteniendo su significado original (cantería o albañilería), se tiende a usar más freemasonry para hablar de la institución iniciática (masonería especulativa) y no confundirla con la actividad artesanal del trabajo de la piedra y la construcción de muros (masonería operativa).

En español la palabra masón no se usa con una acepción profesional ya que es una palabra traída del francés directamente para referirse a los francmasones. Mientras que para los artesanos de la piedra tenemos la palabra cantero. Por eso en español podemos usar indistintamente masonería o francmasonería.

5 comentarios en “¿Masonería o francmasonería?”

  1. Avatar

    Hola, me gustaria saber cosas sobre los masones. Es decir sus origenes y porque sigue en pie. Se algo sobre el tema, es decir que me he documentado para saber algo com por ejemplo que teneis un pasaporte, unos saludos… Pero me gustaria saber como se ingresa y todo eso
    Cordialmente Ouafaa

  2. Pingback: Ordenes Esotericas continuación | Fraternidad Rosa Cruz de Colombia Gran Logia Raghozini

    1. Eterno Aprendiz
      Eterno Aprendiz

      Porque la masonería ha sido un punto de encuentro de librepensadores y para las ideologías absolutistas o totalitarias eso suponía un riesgo. La masonería ha sido también un lugar de encuentro de personas que profesan distintas religiones (o ninguna) y eso hace que aquellas religiones que han querido imponerse como la «única y verdadera» hayan atacado a todo aquel que les cuestionara. La masonería nació en un momento de gran pérdida de poder de la Iglesia Católica que veía como crecían las iglesias protestantes y anglicana. Y la masonería era un lugar de paz donde creyentes de todas esas ramas interactuaban sin prejuicios. Por eso la Iglesia Católica Romana le dedicó tanta actividad de propaganda en su contra inventando toda clase de bulos y leyendas ya que temía (con razón) que esas ideas más «liberales» de anglicanos y protestantes llegasen a los católicos a través de la masonería. Lo más surrealista es que hoy en día la Iglesia Católica mantiene buenas relaciones con anglicanos, protestantes, judíos, musulmanes… pero sigue manteniendo una especial inquina contra la masonería sin ninguna razón objetiva. La Iglesia que ha mantenido relaciones con fascistas y comunistas, ideologías totalitarias que pretenden imponerse a la Iglesia, nos rechaza a nosotros que defendemos la libertad de cada cual para creer en lo que quiera y vivir como prefiera. Es un sinsentido que esperamos que algún día termine.
      Y luego ha habido mucho chalado que, apoyándose en algunos bulos antimasónicos, ha creado todo un cúmulo de absurdas conspiranoias: Illuminatis, reptilianos, comeniños y toda clase de fantasías de esas que circulan fácil entre gente que piensa poco porque mezclan algo de verdad (que existen conspiraciones de todo tipo es innegable) con mucha fantasía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba