Letra:
“Dientes, hijos del dragón, hijos de la noche
alzaos de la tierra y vengadnos a todos.” (fragmento de la película Jasón y los Argonautas)

Le quiero dedicar este tema a todos los hermanos y hermanas de mi logia,
se lo queremos dedicar, a todos los maestros de todas las artes y disciplinas,
de todas las ciencias, se lo queremos dedicar, a todos los que buscan la verdad.

Brillante cuerpo de Venus mi Lucero del Alba
lo que ilumina mi alma
mi Pigmalión
una lluvia de perseidas
un hechizo de meigas
el Kybalión
la rebelión de todos los ángeles del cielo
leo Isis sin velo
Flammarion a Sirio
documentos del Imperio Asirio
intenso amperio
cementerio de ignorantes
es el Gran Hierofante
mercurio, los diamantes,
el amante del sol,
soldado del Seol
descendiente de atlantes.
Asclepio, Poimandres,
amigo de Asmodeo,
fragmento de Estobeo.
yo digo homo est deus
deus meumque ius
mi derecho a saber,
mi derecho a saber
y a aprender de lo que veo
en el espejo siempre veo a Lucifer
a Fósforo, a Luzbel y Prometeo
in caelum conscendam super astra dei exaltabo solium meum
no creo en no creer
y me planteo mil cuestiones
porque yo se que algún día existieron los dragones
como existen las hadas,
como existen las veladas
en candelas de moragas
con niñas enamoradas
de lunas jóvenes
menhires y dólmenes
el ir contra natura es incumplir las órdenes
incumplir los deberes del hombre
cobardes que se esconden como cuervos entre nieblas de Londres
mi nombre es Miguel y no te asombres
cuando diga que cuando yo quiera y lo mande el diablo se pondrá a mis pies
como Calíope
practico brujería etíope
somos ríos de rubíes
despertares con cantos de colibríes
manantiales de saber
riegan mi ser, calman mi sed
en mi taller
ayer estuve en él
no dejes que se apague la llama que a tus tinieblas iluminan con marinas de fuego y amanecer
el placer de ser libre, rectificar y crecer
conócete a ti mismo y date cuenta de que tú eres único irrepetible como un alud en forma de pelícano
si a mi te acercas te derrito Ícaro
entre humo de sándalo
y con conjuro zíngaro
abeja obrera no envidia a la vida del zángano
esta canción te sabe igual que mieles de arándanos
el dualismo me hace mezclar lava y carámbanos
venia del Tártaro
y cuando vi la luz,
la luz era de un triángulo.